Colgante Pez

Hace unos días paseando por el centro de mi ciudad, pasé por delante de una de mis tiendas habituales de accesorios. Iba con bastante prisa porque tenía que hacer algunas cosas más y disponía de poco tiempo para hacerlas. Pero en lugar de seguir por mi camino, de repente algo me hizo girar y entrar a la tienda para… echar un vistazo.

Al final acabé escaneando todos los avalorios que había, repasé toda la tienda de arriba a abajo. Después de resistirme a varios pequeños caprichos que me tentaban, me encontré con este pececillo. En cuanto lo tuvea tiro,  saqué la caña y lo pesqué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *